nunca te rindas :)

nunca te rindas :)

sábado, 6 de julio de 2013

Sin respuestas

¿Qué hacer cuando sientes que lo estás perdiendo todo?

Cuando todo te va mal.
Cuando no ves la salida a este túnel negro.
Cuando no existe solución a tus problemas.


¿QUÉ HACER CUANDO SIENTES QUE TE ESTÁS MURIENDO?



lunes, 13 de mayo de 2013

Contando mi problema

Está pasando lo que pensé que no haría nunca.
Siempre me prometí a mí misma que no le contaría NUNCA JAMÁS A NADIE EN EL MUNDO que me conociese en persona mis problemas con ana y mía.
Y rompí mi promesa.
El gran (o mierda de) primer paso ocurrió en una discoteca. En un momento que salimos a tomar el aire me enteré de que una amiga de mi colegio mayor (la llamaré So) había tenido anorexia y bulimia, y las había superado yendo a psicólogos todas las semanas durante un año. So es una chica majísima, encantadora y muy alegre; desde el primer día me fijé en ella como alguien de quién podría aprender muchas cosas para ser feliz, porque siempre sonreía cuando nos cruzábamos.
El caso es que cuando me enteré de que sufriera lo de ana y mía, me derrumbé yo. Empecé a llorar sin poder evitarlo. No podía ser que esa chica genial tuviera esta MIERDA de problemas. NO PODÍA SER. ¡¡AL MENOS NO ELLA!! :'(
Me llevó rápidamente al baño (yo creo que rápidamente sospechó algo) y yo llorando sin parar le dije que no sabía lo contenta que estaba de que hubiese salido de este mundo, que me alegraba muchísimo y que la admiraba más todavía.
Y sin embargo NO me acababa de creer que de verdad se hubiese curado. No me imagino que alguien pueda salir de esto. No creo que una chica de 18 años (como tiene So) que llevaba desde los 13 con desórdenes alimenticios pudiese salir en un año o menos de un año de esto. Pero ella me decía que sí.
Y ya está, aquí viene MI MOMENTO DE HABLAR DE MÁS.
Empecé a llorar más fuerte porque yo me sentía como una PUTA GORDA DE MIERDA QUE SOY y además estaba un poco borracha. Y nos metimos las 2 en un baño. Intentaba parar de llorar pero cada vez lloraba más. So me abrazó y me dijo: "Cuenta". Le dije TODO como pude mientras seguía llorando. Me preguntó que desde cuando estaba metida aquí. Le dije que desde los 14 años. Al decirlo en voz alta me di cuenta de que ya eran 5 años. Es como que, aunque lo sabía desde siempre, nunca quise acabar de creerme que esto era un problema. NO podía ser un problema porque YO y sólo YO me metí aquí, sin ayuda de nadie y por propia voluntad. TODO es mi culpa, y todo empezó por la envidia de ver a muchas chicas delgadas, que con las únicas en las que se fijaban los chicos ("qué raro, no?). Yo sólo atraía a gordos o feos. Claro, MIS SEMEJANTES, no te jode... Las tías buenas con los tíos buenos y las putas gordas con los putos gordos.
Aquellas primeras veces de no tener hambre y dejar de comer o vomitar tras ello, se siguieron de periodos de NO COMER ABSOLUTAMENTE NADA y EMPEZAR A MENTIRLE A MIS PADRES a todas horas con todas las comidas. Sólo comía al mediodía (porque no quería que se enteraran de nada NUNCA) y rápidamente devolver toda esa mierda que acababa de entrar en mi estómago.
Mareos, casi-desmayos, temblores, fuertes dolores de garganta, infinito cansancio, autoestima nula, frío, depresión... SOBRE TODO DEPRESIÓN.
Pero siempre "supe" que dejaría de hacer ese daño a mi cuerpo cuando me diese la gana. So me dijo que NO era nuestra culpa entrar en esto NI era tan fácil salir. Me lo repitió mil veces y yo asentía al principio. Pero mentira, yo pienso TODO LO CONTRARIO.
"Sé" que saldré cuando yo me sienta delgada y sexy y sé que es toda la culpa mía por meterme aquí. ¿O acaso alguien me metía los dedos frente a la taza del váter y me obligaba a echarlo todo fuera? ¿Acaso alguien me prohibía comer durante días? NO. ESO TODO ES MI CULPA. YO era la que que me hacía todo eso, y nadie más que yo.
Así que So, lo siento pero no te voy a dar la razón en eso. No la tienes.
Vuelvo al baño en donde estábamos So y yo.
Ella me dijo que tienes el 60% de la "enfermedad" superada (para mí sigue siendo un "pequeño problema", no una "enfermedad") cuando de verdad RECONOCES que tienes un problema. La admiro MUCHÍSIMO porque ella misma le contó a su madre lo que le pasaba. Porque de verdad QUERÍA SALIR.
Me dijo que ella no me iba a controlar NADA, que yo podía hacer LO QUE QUIERA CUANDO QUIERA. Que sólo yo decido cuando vomitar o cuando no comer; y eso me sentó MUY BIEN. No quiero a un vigilante en mi vida. Quiero hacer lo que me plazca y cuando me plazca.
So me dijo que SIEMPRE la iba a tener ahí, para cualquier cosa, cualquier tontería, estuviese relacionada con esto o no, para CUALQUIER momento en que necesitase hablar. De lo que fuese.
¡SO ERES GENIAL! :)
No me arrepiento de contarle nada. Estoy supercontenta de contar con ella cuando me siento puta mierda. La admiro y la quiero. Es un gran apoyo.



Pero no sólo lo sabe ella.
También se lo conté a otra persona. A la última persona de este mundo que pensaría contárselo cuando tenía la mente fría.

Un beso enorme chicas.
Algún día yo seré esa rubia de la foto ;)
Mmmmmuack!



domingo, 12 de mayo de 2013

Depresión y sentimientos suicidas

al mirarme al espejo tras verlas a ellas.
Ojalá algún día pudiese llegar a ser yo como ellas...


No puedo más, parece que son un cuerpo (gordo) sin alma, sin vida.
Quiero morir

jueves, 28 de marzo de 2013

Al día sobre mi vida

Durante todo este tiempo que he estado ausente, mi vida ha dado un vuelco "amoroso" por decirlo de alguna manera.
Al empezar mi segundo curso en la uni, conocí a un novato del colegio mayor que estudia mi misma ingeniería. Lo llamaré Vi. Desde el primer día que lo conocí me fijé en él, lo bueno que era, lo bien que me trataba y la alegría que desprendía. Un chico guapísimo, alto, delgado, muy listo, y lo mejor: que vive sin complicaciones. Al segundo día ya me encantaba, pero me parecía normal: "y a quién no le va a gustar una persona así?" pensaba yo. 

El caso es que cada vez empecé a pasar más tiempo con él y a hablar más. Cada día en clases esperaba ilusionada un mensaje suyo, cualquier tontería de él me ponía contenta.
Ya no sabía qué sentía por él, estaba muy confundida. Lo único seguro es que prefería mil veces pasar el rato, en verdad TODO el rato, con él que con cualquier otra persona en el mundo, sentía por él un cariño enormeeeee :)
Y el 6 de octubre pasó lo que tenía que pasar: un día hablando chorradas muy cerquita, pues... nos dimos nuestro primer beso, un beso que empezó siendo tímido pero empezó a ganar cada vez más y más intensidad, cada vez más pasión hasta que ya no me pude aguantar más y empecé a sacarle la ropa. Y así perdió la virginidad, conmigo♥♥
Pensaréis que fue todo muy "sin pensarlo": pues ese mismo día empezamos a salir 
Y JUSTO AHÍ EMPEZÓ MI PERDICIÓN
EL ENORME PROBLEMA empezó a causa de él (quizás si algún día Vi llegase a leer esto se impactaría mucho jajaja).

Toda la alegría que tenía, lo contenta que estaba por tenerle al lado y el enorme cariño correspondido que compartíamos me alejó de mis propósitos. La baja autoestima que tenía se esfumó y mi bien disimulado estado depresivo desapareció. Lo que para una persona normal sería algo genial, para mí fue genial en su momento, no ahora que lo veo un poco lejano y de verdad creo que fue lo peor que me pudo pasar en cierto aspecto: toda esa alegría e ilusión que él me aportaba destruyeron mis pensamientos acerca de mi cuerpo. Me olvidé por completo de Ana, de mis problemas con la comida y de mis exigencias con mi cuerpo. Dejé de lado mis intentos frustrados de perfección y de cuentos de princesas. 
Entre otras cosas me hice daño en la rodilla y tuve que dejar de ir a fútbol, volley y al gimnasio. ¡ENGORDÉ UNOS KILOS! Pero claro, en mi estado de eterna felicidad embriagadora no podía ver en qué me estaba convirtiendo...

Y un día me acordé de este mundo. Entré al blog y sentí una sensación extraña. ¡Llegué a pensar incluso en que no necesitaba nada de esto, que estaba bien conmigo misma y eso era lo único que importaba!
Nada más lejos de la realidad. Las que llevamos aquí años sin haber conseguido casi nada sabemos que de aquí NO se sale tan fácilmente. 
Y por eso estoy hoy aquí.
Vi está de vacaciones con su familia, mientras yo me quedé Semana Santa estudiando en Madrid. Y la soledad hizo que todo esto volviese a mi mente.

Lo primero que hice fue descargarme Abzurdah y empezar a engullir páginas y páginas. Me encanta ese libro, aunque me da pena la historia de Cielo Latina. Pero lo más importante: me anima a seguir y a mantener los ojos más fijos en mi meta. 
No estoy comiendo casi nada, y lo que como es para que los compañeros del colegio no sospechen nada raro. Hoy justo tras la cena he corrido al baño a meterme los dedos en la garganta. He levantando esa válvula y he dejado que la comida saliese por mi boca igual que había entrado minutos antes. Los leves mareos, dolor de cabeza y congestión posteriores no se comparan al vacío que siento ahora mismo en mi estómago, a pesar de que Mía va en contra de mis principios. No me gusta vomitar y estoy en contra de ello, creo que comer y vomitar es muchísimo peor que directamente no comer, y sin embargo no me arrepiento. 
SOY LO PEOR.

Os quiero, princesas!
Muchos besoooooos :)

miércoles, 27 de marzo de 2013

Saca a la luz...

la princesa que llevas dentro!


Todas podemos llegar a ser perfectas
¡¡ LUCHA POR ELLO !!

miércoles, 13 de marzo de 2013

El cuerpo de Blair

Cuando ya empezaba a pensar que era fuerte, he visto esto y me he puesto a llorar.


Sólo podía pensar en el cuerpo perfecto de Blair... y el mío, HORROROSO.

NO PUEDO PARAR DE LLORAR, ME DOY PENA, QUIERO SER COMO ELLA PERO NO HAGO NADA POR CONSEGUIRLO, TENGO VERGÜENZA DE MÍ MISMA Y NO QUIERO VERME AL ESPEJO, NO QUIERO VER EL FRACASO QUE SOY Y LA NULA FUERZA DE VOLUNTAD QUE TENGO. 

NO PUEDO MÁS

Datos personales

Mi foto
Tengo 21 años. Nadie que me conoce realmente sabe cuál es mi sueño ni que lucho día a día en una guerra contra mi cuerpo.